POPAVIEJA: UNA GRATA SORPRESA PARA LOS SENTIDOS

Cuando nos preguntan, dónde comer en Sevilla, normalmente optamos por sitios conocidos o los que están en boca de mucha gente. Pero a veces puedes descubrir una auténtica joya en tu propio barrio dónde parecía que ya conoces cada rincón. Justamente esto nos ha pasado con Ropavieja, un restaurante de cocina de autor escondido en una calle estrecha del barrio de Nervión.

Situado en la calle Muñoz Seca, Ropavieja no llama la atención a primera vista, pero tiene muchas características para convertirse en uno de tus favoritos, por atención, por cocina de producto, por variedad en sus platos y vinos...

 

El local es íntimo y acogedor, en total 7 mesas para un máximo de 26 comensales, donde el gusto siempre va al paladar y a disfrutar de la experiencia.

La carta es corta, pero está llena de agradables sorpresas. Además, es dinámica, lo que significa que cambia constantemente en búsqueda de mejores productos de temporada, ya que la cocina del local está basada en una materia prima de alta calidad. 

 

Aquí no vas a encontrar los platos típicos, Ropavieja ofrece un mundo de combinaciones inesperadas por descubrir. Aún más, si te pierdes en toda esta variedad, te aconsejamos probar el Menú Degustación por 32€ que combina a la perfección con vinos de la tierra.

 

Durante nuestra visita hemos probado algunas cosas, de las cuales destaca la versión particular del bacalao dorado con cebolla y huevo. Aunque a primera vista el plato parece bastante humilde y simple, te sorprenderá su mezcla inesperada de sabores y texturas.

 

También recomendamos las croquetas de pluma ibérica, crujientes por fuera y cremosas por dentro, acompañadas por mermelada de naranja que ayuda a descubrir las notas interesantes del plato tradicional.

Otro experimento gastronómico que puedes saborear es arroz con pato real tostado al horno. Presentación digna de guía Michelin, en la boca te confunde siendo crujiente y al mismo tiempo parecido al arroz meloso. Un acierto seguro para los amantes de sabor tradicional expresado de una forma novedosa. 

 

Para finalizar la velada, disfruta del huevo de chocolate blanco: un huevo hecho de chocolate, relleno con helado, nueces y torta de aceite. ¡Una auténtica delicia! Y la presentación es impresionante.  

Sugerencias:

🍷 Tataky de Presa Ibérica con helado de coca-cola – 7,5€

🍷 Estofado de carillada en salsa de frutas del bosque – 6,1€

🍷 Salmorejo de cerezas, helado de violeta y crujiente de yogurt – 6,2€